Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles ha puesto de manifiesto que la flora intestinal - los microorganismo que tenemos en nuestro intestino - interactúa con regiones del cerebro que están asociadas con el estado de ánimo y el comportamiento. Según los investigadores, estas interacciones entre bacterias intestinales y el cerebro podrían desempeñar un importante papel en nuestra salud mental y en nuestro comportamiento. Su comprensión, podría ser útil para el tratamiento de trastornos del estado del animo como la depresión y en trastornos de ansiedad.

Continuar leyendo...

Según un estudio reciente publicado en la revista científica PLoS One, el magnesio que se vende sin necesidad de receta médica, parece ser un producto seguro y eficaz para el tratamiento alternativo de la depresión leve o moderada.

Continuar leyendo...

En los últimos 15 años la tasa de suicidios ha aumentado un 24% en los EE.UU., con más de 45.000 personas muertas cada año. Una nueva investigación publicada en American Journal of Preventive Medicine, ha encontrado que 17 enfermedades o condiciones médicas crónicas - como por ejemplo; diabetes, enfermedades del corazón, dolor de espalda, etc. - están asociadas a un mayor riesgo de suicidio.

Continuar leyendo...

¿Hasta que punto la conducta de un padre puede influir en que su hija tenga conductas sexuales de riesgo?

Investigaciones anteriores suelen afirmar que la influencia de un padre con respecto a la conducta sexual de sus hijas puede explicarse básicamente por motivos genéticos. Una hija puede haber heredado del padre una serie de genes que la predispongan a una serie de conductas de riesgo, como por ejemplo la tendencia a relacionarse con personas problemáticas. Sin embargo, un nuevo estudio publicado en Developmental Psychology, y realizado por investigadores de la Universidad de Utah, sugiere que aunque probablemente existan componentes genéticos, existen otros factores que no son genéticos.

Continuar leyendo...

Según una nueva encuesta realizada por investigadores de la Escuela Mailman de Salud Pública, perteneciente a la Universidad de Columbia, muchas personas con ansiedad o depresión también informan que sufren de dolor crónico.

Continuar leyendo...